06/03/17 ARTICULO SUPLEMENTO “EL CORREO”

 Agrupaciones como Las CuatroTorres y Nagusiak programan periódicamente distintas iniciativas para que los mayores se mantengan activos.

  • Charlas formativas.
  • Viajes.
  • Cursos de cocina, informática…
  • Estancias en balnearios.
  • Visitas a museos.
  • Marchas intergeneracionales.
  • Talleres de risoterapia.
  • Excursiones

«Si integramos a los mayores contribuimos a ralentizar el proceso degenerativo»

Las asociaciones de mayores ofrecen un amplio catálogo de actividades mientras reivindican un mayor protagonismo en la sociedad.

El concepto de envejecimiento activo no es nuevo. De hecho, aparece en los años 60, cuando se desarrolla la teoría de que la actividad es un recurso del bienestar.

Desde entonces, numerosas instituciones han reflexionado sobre ello, siendo la Organización Mun- dial de la Salud (OMS) la que lo definió en 2002 como «la optimización de oportunidades para la salud, participación y seguridad que permitan la calidad de vida de las personas a medida que se van haciendo mayores». Sin duda, una de las ‘patas’ más importantes de este concepto es el ocio y es aquí donde entran las asociaciones con un carácter sociocultural. En nuestro entorno, Euskadi puede presumir de tener un amplio tejido de entidades que trabajan y dedican sus esfuerzos a ofrecer programas de este tipo.

Es el caso de la asociación alavesa Las Cuatro Torres, que en 1978 inició un movimiento social dentro del colectivo de personas mayores, pensionistas, viudas y jubilados. Su objetivo era poder dar salida a las inquietudes que durante su vida laboral activa no pudieron desarrollar, «y con los deseos de alcanzar una vida de bienestar sociocultural que las instituciones no llegan a cubrir, da origen entonces a una asociación que ha llegado a ser la más importante dentro de la provincia y modelo a seguir fuera de ella», explican desde la directiva de esta organización.

El ámbito de trabajo se sitúa en la capital y provincia, y pertenece asimismo a la FederaciónTerritorial Vasca de Pensionistas y Jubilados. En la actualidad, cuenta con 22 comarcales y un número de 31.623 socios en todo el territorio.

Entre sus actividades figuran charlas formativas y orientativas así como cursos de cocina, informática, talleres de risoterapia –que están teniendo un gran éxito–, estancias en balnearios o los viajes nacionales e internacionales, que cada año van en aumento con nuevos destinos debido a la demanda creciente.También destaca el Encuentro de mayores de Álava pertenecientes a Las CuatroTorres, que se celebra cada año, o la importante labor de voluntariado que realizan los socios a través de la entidad.

Dentro de estos programas de animación sociocultural y de tiempo libre, la asociación fomenta todo tipo de actividades como la formación de un grupo coral y otro teatral, con representaciones «en cuantos lugares requieren nuestra asistencia, ayudando a mejorar las condiciones de vida de la sociedad en general, sintiéndonos realizados en nuestras vidas sociales y privadas», indica Yoli Calvo, tesorera de esta agrupación.

«Más vida a los años»

Una de las actividades que se valora mucho es la elaboración de los trabajos manuales para la exposición que esta asociación organiza todos los años en la Sala Araba. «Son verdaderos trabajos realizados por personas mayores», recalcan sus promotores. En este sentido, subrayan que ha llegado el momento de considerar a las personas mayores «como participantes activas de una sociedad que integre el envejecimiento y que considere a dichas personas como contribuyentes de pleno derecho y beneficiarios del desarrollo».

«A los mayores, se les ha adscrito una serie de tópicos con matices de inutilidad, improductividad, inactividad, soledad, etc., pero el tiempo nos está demostrando que si les integramos en actividades formativas y creativas, cuando sus facultades se lo permitan, se favorece a su participación activa en la comunidad, enriqueciendo el tiempo de ocio y contribuyendo a hacer más lento el proceso degenerativo de todo el organismo, dotándole de más vida a sus años», insisten desde la entidad que, partiendo de la realidad que viven las personas adultas y bajo un clima de colaboración, fomentan iniciativas para mejorar la capacidad de imaginación y creatividad que consiga una mayor sensibilidad como medio para luchar contra el envejecimiento.

En plena era de las nuevas tecnologías, también promueven formación en este campo para que las personas mayores no se queden atrás, que le pierdan el miedo a la informática, «y que se den cuenta de que son capaces de aprender y estar al día».Todo este esfuerzo lleva por detrás el apoyo de la Diputación Foral de Álava con una subvención para poder costear todas las actividades y su mantenimiento; ésta se va renovando anualmente con la firma de un convenio con esta institución.

Por otro lado, desde hace dos años reciben una aportación de la Fundación Obra Social Vital Kutxa, y en 2016 lograron una subvención de la FederaciónTerritorial Vasca de Pensionistas y Jubilados para el Encuentro de Personas Mayores pertenecientes a Las CuatroTorres y para un taller de risoterapia.

 

Papel relevante

En Bizkaia, Nagusiak nació hace casi medio siglo con un objetivo muy claro: hacerse oír y luchar por un envejecimiento activo. Esta entidad representa a 142 asociaciones locales de jubilados y pensionistas vizcaínos. Es decir, más de 50.000 socios por los que velar y defender su calidad de vida. Sin duda, un colectivo que cada vez cuenta con una fuerza mayor. «Tenemos un papel relevante en la sociedad, no podemos olvidar que en 2030 supondremos el 30% de la población», advierte Roberto Martínez, presidente de esta agrupación.

Sus objetivos son ambiciosos pero poco a poco se van cumpliendo. Además de dar soporte técnico, formación y estructura a las asociaciones locales que aglutina, busca el desarrollo personal de sus asociados aplicando siempre el principio del envejecimiento activo. Una máxima que incorporan a cada una de las metas que se ponen por delante. «Tenemos que movilizarnos y participar en las instituciones. Conseguir que se oiga nuestra voz para poder ser visibles y lograr aquello por lo que luchamos», indica su presidente.

Para informar sobre el día a día de esta entidad disponen de un boletín trimestral y un portal (www.nagusiak.org ) donde se hacen eco de todas las noticias y actividades relacionadas con las personas mayores. En esta web también difunden el completo programa de eventos que organizan como agrupación y que busca que los asociados se muevan, relacionen y diviertan: excursiones, visitas a museos, certámenes corales, marchas intergeneracionales…

«Hablar de envejecimiento activo no es proponer una actividad concreta, es una estrategia global: una forma de vida que nos garantice una etapa vital confortable y digna, en la que la cultura y el ocio tienen un papel relevante», culminan desde Nagusiak, que cuenta con un destacado papel en el Consejo de Personas Mayores de Bizkaia (CPMB), un órgano colegiado de carácter asesor y consultivo creado en 1999. Hoy en día es un foro de participación de las personas que superan los 60 años, asociaciones y organizaciones relacionadas con ellas.

En este caso, Nagusiak cuenta con seis miembros de este consejo, adscrito al departamento foral de Acción Social, cuyo cometido es colaborar en los procesos de planificación, ejecución y seguimiento de las políticas destinadas al bienestar de este colectivo en el territorio. Su trabajo se lleva a cabo a través de distintas comisiones, con una estrategia de trabajo de análisis crítico, debate y propuestas consensuadas para que este grupo de edad adquiera el peso que le corresponde en la sociedad por número y la experiencia vital que atesora.