Redacción EM 10-01-2019

La publicación ‘The Global Network for Age-friendly Cities and Communities Looking back over the last decade, looking forward to the next’ resalta el modelo emprendido en Euskadi para el empoderamiento de los mayores

La Organización Mundial de la Salud destacó el ejemplo de la red ‘Euskadi Lagunkoia’ que reúne a sesenta municipios de la Comunidad Autónoma Vasca en torno a la amigabilidad hacia las personas mayores promoviendo un “envejecimiento activo”. La publicación The Global Network for Age-friendly Cities and Communities Looking back over the last decade, looking forward to the next (Red Global para Ciudades y comunidades amigables con la edad; mirando hacia atrás en la última década, deseando que llegue la siguiente), resalta el modelo emprendido en Euskadi para el empoderamiento de las personas mayores.

La red Euskadi Lagunkoia es una iniciativa del departamento de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco que incentiva la participación de las personas mayores y ciudadanía en general para la mejora de barrios y entornos en los municipios de Euskadi para que todas las personas puedan seguir haciendo su vida a medida que envejecen. Esta red se basa en la iniciativa ‘Age-friendly Environments Programme’ promovida por la Organización Mundial de la Salud.

El documento publicado por la OMS valora diversos proyectos desarrollados en numerosos países, entre ellos, el que denomina ‘el programa adaptado a la edad en el País Vasco’. En el mismo, se detalla cómo surgió Euskadi Lagunkoia y el apoyo institucional que en Euskadi recibe. Según la OMS, “uno de los factores de éxito más importantes en el desarrollo del programa Euskadi Lagunkoia es el liderazgo ciudadano de base. La colaboración entre las asociaciones de personas mayores ha sido clave y el proyecto se ha utilizado para revitalizar sus centros y trabajar en torno a un objetivo común”.

Según la OMS, “promover la participación y el liderazgo de las personas mayores en el programa amigable con la edad es un objetivo clave de Euskadi”. Lide Amilibia, viceconsejera de Políticas Sociales del Gobierno Vasco, considera “crucial que todas las personas sean protagonistas de sus vidas, a cualquier edad. La red pretende que las personas mayores participen en un proceso de generación de bienestar que revierta en la vida cotidiana, con una recuperación más racional de los espacios públicos, de las relaciones entre a ciudadanía y de las transferencias de cuidados”.

El objetivo, según Amilibia, es que “con esos detalles y pequeñas cosas que facilitan la vida, cada día en nuestros municipios y barrios sean más satisfactorios para toda la sociedad”.

Según la viceconsejera, “la Red Euskadi Lagunkoia compromete a todos los sectores implicados en la construcción del mejor futuro para el envejecimiento, desde un enfoque basado en la promoción de la autonomía, el reconocimiento de la heterogeneidad de este grupo de población y la promoción de su compromiso y corresponsabilidad en la construcción y mantenimiento de una sociedad más amigable y solidaria”.

RECONOCIMIENTO
No es la primera vez que la Organización Mundial de la Salud se fija en Euskadi Lagunkoia. Hace dos años el programa ‘Legado’ fue seleccionado por la OMS como una de las mejores buenas prácticas internacionales contra el denominado ‘edadismo’ o discriminación por la edad, también conocida por el término inglés ageism. Mediante diversos documentales, Legado recoge los trabajos y labores desempeñados por personas mayores de diversos puntos de la geografía del País Vasco.

Legado consiste en la realización de vídeos de cinco minutos de duración con cada una de las personas mayores protagonistas: Marian, montañera; Edorta, salinero; Edelmira, dependienta; Mertxe, redera; Todosia, agricultora; Félix, pastor; Blanca, alfarera; Jabier, remero; y Roxario, cocinera. Cada vídeo incorpora una entrevista en profundidad e imágenes de su vida cotidiana en un día normal. Cada documento está grabado en euskera o castellano. Estos vídeos, todavía pueden encontrarse en la web de Euskadi Lagunkoia.