Redacción EM 27-11-2018

Para Markel Olano, esta cita, organizada por la Diputación Foral de Gipuzkoa, ‘ha servido para ‘dejar de lado las visiones negativas” acerca del reto que supone el envejecimiento’

Del 22 al 23 de noviembre, Donostia-San Sebastián acogió el I Congreso Adinberri, bajo el lema ‘Retos y Oportunidades del Envejecimiento Saludable en Gipuzkoa’, un evento organizado por la Diputación Foral de Gipuzkoa.

En opinión del diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, las dos jornadas en las que consistió este encuentro “han evidenciado lo necesario de una iniciativa de este tipo, ya que el envejecimiento poblacional es uno de los principales problemas que tendremos que afrontar como sociedad en el corto y medio plazo”. Según añadió, Adinberri es un proyecto que es ya una realidad, y que “va a poner la capacidad de innovación de Gipuzkoa al servicio del envejecimiento saludable”, con el objetivo de convertir al territorio en referente internacional en este ámbito.

La cita reunió en Tabakalera a medio millar de personas, sobre todo representantes de asociaciones de mayores, empresas, agentes de conocimiento e innovación y administraciones públicas. “Ha quedado patente la preocupación que genera este tema, pero al mismo tiempo las ganas de aportar y trabajar que tiene la sociedad guipuzcoana”, destacó Olano.

LONGEVIDAD Y ECONOMÍA PLATEADA
La jornada arrancó con la exposición de experiencias internacionales similares a Adinberri, provenientes de Reino Unido, Francia y Portugal y, posteriormente, se celebraron dos diálogos, el primero sobre economía plateada y el segundo sobre conocimiento y educación, siempre en relación con el campo del envejecimiento saludable.

La cita se cerró con una mesa redonda en la que ha participado el propio Olano, secundado por el consejero de Salud, Jon Darpón, y consejera regional de Nouvelle Aquitaine y delegada de salud y economía plateada, la doctora Françoise Jeanson.

El diputado general realizó una valoración positiva del Congreso destacando, además del éxito de participación, el que haya servido para “dejar de lado las visiones negativas” acerca del reto que supone el envejecimiento. “Es cierto que la sociedad envejece, y que tenemos que empezar a lidiar con sus consecuencias. Pero al mismo tenemos ante nosotros una ventana de oportunidad muy importante”, subrayó Olano.

Ahondando en esta línea, el responsable foral remarcó que longevidad y economía plateada son los dos conceptos que hay que poner encima de la mesa al hablar de envejecimiento. Respecto al primero, matizó que las personas viven más hoy en día, y lo hacen con mejores condiciones, por lo que “como sociedad no podemos permitirnos prescindir del conocimiento, la experiencia y las ganas de aportar que sigue teniendo este colectivo”. En el ámbito económico, señaló que cuando se habla de responder a nuevas necesidades y mejorar los servicios existentes, “todo ello trae consigo la generación de actividad económica que a nivel de Unión Europea supone ya el 29% del PIB”. “Estamos ante una ocasión importante, y debemos de dar un paso al frente”, puntualizó.

Darpón, por su parte, señaló que la cuestión del envejecimiento hay que afrontarla como un éxito, no como un problema: “Alcanzar la esperanza de vida que tenemos es a lo que aspiran todas las sociedades del mundo, y no muchas lo consiguen”. Respecto al impacto que tendrá todo ello en los actuales servicios sociales, el consejero puso de relieve que el reto pasa por unificar de cara al público los servicios que ofrecen las diversas administraciones, “ya que a la persona usuaria le da igual quién gestiona o quién financia”.

Además, al igual que Olano, también apostó por seguir desarrollando industria en torno al envejecimiento, y aludió a que la Comunidad Autónoma Vasca (CAV) cuenta con una importante ventaja en este ámbito: “Instituciones, industria y agentes investigadores somos plenamente conscientes de ellos”.

Por último, la doctora Jeanson señaló que la región que representa, Nouvelle Aquitaine, es una de las más envejecidas de Europa, y que ello está obligando a tomar medidas para afrontar la nueva realidad. La responsable francesa reivindica la innovación para lo que, según señaló, es indispensable crear alianzas entre mayores, personas investigadoras y políticas, “que vayan en la misma dirección”. Asimismo, también hizo énfasis en la importancia de salir al mundo, conocer otras experiencias y tejer redes de colaboración con otros agentes tales como, en este caso, el País Vasco, para lo que son muy importantes citas como el Congreso Adinberri.