Redacción EM 12-11-2018

Según explicó Mayte Sancho, durante un año se trabajará con 200 personas con grado II de dependencia, de las cuales 100 constituyen el ‘grupo experimental’

La Diputación Foral de Gipuzkoa presentó recientemente en Pasaia el programa piloto ‘Etxean bizi’, dirigido a las personas mayores en situación de dependencia, para que puedan seguir viviendo en sus casas, garantizando para ello una atención sociosanitaria integrada, de acuerdo tanto con sus necesidades y preferencias como las de las personas cuidadoras. que forma parte de la iniciativa foral Etorkizuna Eraikiz.

Asimismo el diputado recalcó que Pasaia es un pueblo muy especial para el ente foral, “porque es aquí donde vamos a ubicar Adinberri, el nuevo centro de referencia para el envejecimiento”.

“La finalidad de Etxean bizi -explicó Olano- es poder seguir viviendo en casa cuando necesitamos ayuda. Y es que no olvidemos que más del 80% de las personas mayores de Gipuzkoa quiere seguir viviendo en sus casas, aun cuando necesiten ayuda. Para ello hemos ideado este programa, que reformula el modelo de apoyos y atenciones a estas personas en situación de fragilidad y/o dependencia que desean dicha opción, dentro del modelo guipuzcoano de atención”.

Etxean bizi se está realizando con el apoyo técnico de Matia a través de un diseño de investigación-acción que ya está en marcha en Elgoibar, Pasaia y Errenteria.

Según explicó Mayte Sancho, durante un año se trabajará con 200 personas “con grado II de dependencia”, de las cuales 100 constituyen el “grupo experimental” que recibirán “un modelo de atención” que integre atenciones “de todo tipo”, sociales, sanitarias, acción voluntaria y otras procedentes de servicios de proximidad y entorno comunitario. Y en lo que respecta a las otras 100 (grupo control), especificó que permanecerán “con las atenciones” que reciben actualmente a la espera del análisis de las diferencias entre uno y otro grupo “en cuanto a su calidad de vida y la de las personas que les cuidan”.

Así, a través de Etxean bizi se está realizando una “exhaustiva evaluación” de necesidades que “validará” la situación actual en las mencionadas poblaciones. Y en base a los resultados, se ofrecerá “una respuesta y cartera de servicios” que se definirá en cooperación con las administraciones locales, sistema de salud y agentes del tercer sector, “integrando y coordinando las atenciones”, explicó el diputado general, añadiendo que en el estudio de costes participará la Universidad de Deusto a través de Orkestra, con el fin de analizar “la sostenibilidad de este modelo”.

A día de hoy en Gipuzkoa, las personas mayores de 80 años ya superan las 50.000 (Eustat), el doble que en el año 2000. Y en 2026 serán 58.000, es decir, 8.000 más que hoy en día. En 2031 serán 68.000, es decir, un 36% más que hoy.

De todos ellos, 25.800 serían mayores dependientes, un 49% más que en la actualidad, debido al aumento de la esperanza de vida. En ese sentido, y según datos del Eustat, si hoy en día la edad media de la población guipuzcoana está en 44,69 años, en 2031 “la edad media subirá a 47,19 años”. Olano también indicó que en la actualidad, de los 88 municipios de Gipuzkoa, 38 cuentan con más del 20% de su población mayor de 65 años. “En esta lista hay pueblos pequeños, pero también están los núcleos más importantes como Donostia (23,22%), Irun (24,65%), Eibar (21,02%) o Errenteria (23,15%)”.

“Con esos datos en mente, desde la Diputación hemos elaborado una hoja de ruta para “afrontar y liderar” el reto del envejecimiento. Y eso pasa por apoyar aquellas medidas que tengan un “enfoque preventivo”, con objeto de lograr un “envejecimiento activo” y que la atención a la dependencia contribuya realmente a la promoción de la autonomía personal, explicó el diputado general.

A su vez, dado que más del 80% de las personas mayores quieren ser atendidas en su domicilio, ha resaltado que eso se ha convertido en “un objetivo prioritario” de la Diputación, y que con ese fin “potenciamos y reforzamos” todos aquellos servicios que hacen posible atender “con calidad” en sus viviendas a las personas mayores, y para que continúen en ellas “el mayor tiempo posible”. Y ha añadido que entre esas medidas está el programa Etxean bizi, que “ahora hemos puesto en marcha a modo experimental en las mencionadas localidades”.
 
MODELO GUIPUZCOANO

En palabras del diputado general, el proyecto Etxean Bizi, inspirado en los resultados de la experiencia Etxean Ondo, promovida por el Gobierno Vasco y el Instituto Matia, pretende “avanzar” en esta revisión del “modelo guipuzcoano de atención” a través del desarrollo de una propuesta de “atención integral” en el domicilio que sea capaz de “incorporar y coordinar” los distintos papeles que cumplen los agentes implicados en esta atención. Es decir: “familias, servicios sociales en general y SAD en particular, atención primaria y especializada de salud, sector de empleo de hogar y cuidados, asistentes personales, voluntariado, comercios y servicios de proximidad e iniciativas de participación comunitaria, con especial atención al movimiento Lagunkoia que actualmente integra a 52 municipios en Gipuzkoa”.

Para concluir, Olano se mostró “convencido” de que “Etxean bizi generará empleo y mejorará la calidad de vida” de las personas que necesitan ayuda, sus familias y los territorios que habitan, promoviendo un movimiento de “amigabilidad” entre la ciudadanía y su población en situación de dependencia”.

“En definitiva, la clave del programa está en la coordinación y optimización de recursos interinstitucionales desde un marco centrado en las personas”. Y en esa dirección, Etxean bizi validará “una nueva manera” de procurar apoyos y atenciones que sean “más eficientes” y coherentes con los “deseos y preferencias” de las persona mayores que viven en sus domicilios. “Queremos demostrar que lo que desean las personas mayores es viable, y además, sostenible”, concluyó Olano.