Redacción Entre Mayores 23-04-2018

El objetivo de este manual es marcar las pautas para esa etapa de la vida, desde el punto de vista de una nutrición adecuada. Para ello incluye las adaptaciones a realizar, las precauciones que se deberían adoptar y algunas recomendaciones

El Servicio Editorial de la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea publicó recientemente la ‘Guía práctica de alimentación para personas mayores’, un libro con recomendaciones para esa etapa de la vida desde el punto de vista de la nutrición.

En su elaboración han participado Virginia Andía, dietista-nutricionista en el Centro integral de atención a mayores San Prudencio del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz; los profesores de la UPV/EHU, Carlos Abecia Inchaurregui, del Departamento de Salud Pública, y Enrique Echevarría Orella, del Departamento de Fisiología; y Alfredo Fernández Quintela, Iñaki Milton Laskibar y María Puy Portillo Baquedano, del Grupo Nutrición y Obesidad del Departamento de Farmacia y Ciencias de los Alimentos y miembros del Ciber Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición (Instituto de Salud Carlos III).

ALIMENTACIÓN ADECUADA
La guía busca marcar las pautas que se deben seguir para conseguir que la alimentación de las personas mayores sea adecuada. “Al dar estas pautas, se están teniendo en cuenta una gran cantidad de factores que influyen en la alimentación en esa etapa de la vida”, explican los especialistas.

Además, “se marcan las adaptaciones necesarias al disminuir la funcionalidad que experimentan las personas de edad avanzada, tanto en los sentidos como en las diferentes funciones fisiológicas”, añaden los autores. También “aborda las precauciones que se deben adoptar en función del tratamiento farmacológico que esté siguiendo. Esto es importante porque son numerosas las interacciones entre fármacos y alimentos, y porque, con frecuencia, las personas de edad avanzada constituyen un colectivo polimedicado”, puntualizan.

La guía aporta algunos consejos, basados en la evidencia científica y, por supuesto, en el Documento de Consenso de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (Segg) y la Sociedad Española de Nutrición Parenteral y Enteral (Senpe).

También se detallan los cambios fisiológicos asociados al envejecimiento, las patologías más frecuentes o las necesidades nutricionales e ingestas recomendadas. Además, se dedican otros capítulos a aspectos dietéticos generales, a esbozar los efectos no deseables de los fármacos sobre la utilización de los nutrientes y a describir los servicios asistenciales existentes. También se incluyen varios anexos para estudiar la alimentación de las personas mayores.

A QUIÉNES SE DIRIGE
Como comentan sus autores, la publicación “va dirigida, en primer lugar, a las personas mayores que todavía son autónomas y viven solas, y que por tanto son responsables de su propia alimentación”.

También “a personas más jóvenes que tienen a su cargo a personas mayores”.

Además, “como un porcentaje importante de ellos viven en residencias, esta guía también está destinada a dichas instituciones y a otros centros geriátricos en los que se sirvan comidas a personas de edad avanzada”.

Finalmente, “dado que en algunas residencias la comida proviene de empresas de catering, esta guía también puede ser de utilidad para ellas”, explican los autores.