Redacción Entre Mayores 23-04-2018

La iniciativa, cuyas obras se iniciarán el año próximo, es uno de los proyectos estratégicos de Etorkizuna Eraikiz y plantea una estrategia integral para hacer frente al envejecimiento poblacional y mejorar la calidad de vida de las personas

La estrategia AdinBerri será realidad este mismo año. Su puesta de largo tuvo lugar recientemente en Pasaia, en la Casa Ciriza, próxima a donde se ubicarán los futuros edificios que albergarán las instalaciones del proyecto.

En el acto participaron, además del diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, el consejero de Salud del Gobierno Vasco, Jon Darpón, y la alcaldesa de Pasaia, Izaskun Gomez, en representación de las instituciones competentes en el ámbito sociosanitario, en apoyo a la iniciativa AdinBerri.

Asimismo, el experto en cuestiones relativas al envejecimiento, Luis Goenaga, ofreció una conferencia sobre la revolución demográfica actual y las consecuencias que ello está acarreando.

La iniciativa, uno de los proyectos estratégicos de Etorkizuna Eraikiz, plantea una estrategia integral para hacer frente a la cuestión del envejecimiento poblacional y mejorar la calidad de vida de las personas.

“En 2031, el colectivo de personas mayores de 55 años alcanzará casi la mitad de la población, en torno a 350.000”, destacó Markel Olano, explicando que a través de AdinBerri “buscamos maximizar el potencial de innovación de Gipuzkoa al servicio del envejecimiento saludable, la excelencia del sistema sociosanitario y la competitividad de la industria en este ámbito”.

La infraestructura principal del proyecto se situará en Pasaia, y está previsto que las obras comiencen el año que viene y estén concluidas para 2022.

Sin embargo, la unidad de innovación del proyecto entrará en funcionamiento tras el verano. El proyecto se compondrá de seis elementos principales: un centro de atención, una unidad de innovación, una agenda estratégica de innovación, una fundación, un ecosistema de agentes colaboradores, así como una convocatoria de ayudas periódica. “Partimos con la doble visión de aunar lo social y lo económico, de mejorar la calidad de vida de nuestras personas mayores a través de una apuesta decidida por la innovación en la atención sociosanitaria y en el sector biosanitario”, explicó el diputado general.

Siguiendo la filosofía de gobernanza colaborativa bajo la que se rige Etorkizuna Eraikiz, AdinBerri también hará de la colaboración con otros agentes una de sus principales señas de identidad. Así, administraciones públicas, universidades, empresas, tercer sector, agentes innovadores y el sector biosanitario son los seis grandes campos en los que situarán los partner de AdinBerri, entre los que se encuentran, entre otros, el Gobierno Vasco, los ayuntamientos de Pasaia, Errenteria, Lezo y Oiartzun, la Fundación Matia, Zorroaga, Kabia, Gureak, Aptes, SiiS, Biodonostia, Tecnalia, universidades, etcétera.

UN CENTRO DE REFERENCIA
El corazón de AdinBerri se ubicará en Pasaia, en una parcela de 4.747 metros cuadrados, junto al muelle del Hospitalillo.

El conjunto de edificios albergará el centro de referencia en atención al envejecimiento y la dependencia, donde se ubicarán el centro de atención y la unidad de innovación.

La infraestructura contará con 120 plazas, 25 apartamentos tutelados y un centro de día. La unidad de innovación se ubicará en un espacio de 500 metros cuadrados, que albergarán espacio de investigación y testeo. Además, contará con una plaza amplia y con un parque abierto que estará integrado en el entorno urbano de Pasaia.

Olano explicó que la relevancia del proyecto “trasciende” el entorno de Pasaialdea, ya que contribuirá a “mejorar el nivel de especialización de Gipuzkoa en productos, servicios y soluciones ligadas al envejecimiento y en tecnologías sanitarias”, lo que beneficiará a todo el territorio. “AdinBerri se erigirá en referente, en campo de experimentación avanzado, y las experiencias exitosas que tratemos aquí se extenderá luego al resto de centros del territorio”, remarcó”.