Iñigo Urkullu y la consejera de Empleo y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, subrayaron que este recurso llega ya a más de 55.000 personas en los tres territorios históricos vascos

Redacción 29-12-2019

El lehendakari Iñigo Urkullu afirmó, la semana pasada, en Bilbao, en un encuentro con personas mayores, que “es un orgullo que el servicio vasco de teleasistencia ‘Beti on’ sea uno de los mejores valorados en Euskadi por las personas mayores y sus familias. Beti on es un servicio pionero, avanzado y de calidad que ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos”.

 

“La generación de personas que utilizáis este servicio ‘Beti on’ merecéis todo nuestro esfuerzo y dedicación” reconoció el Lehendakari, dirigiéndose a una veintena de usuarios de este servicio gestionado por el departamento de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco.

 

Tanto el Lehendakari Urkullu como la consejera de Empleo y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, subrayaron que la teleasistencia, conocida por la medalla para alarmas con un botón rojo, llega en los tres territorios históricos vascos ya a más de 55.000 personas. “Nos visitaste Lehendakari hace seis años –recordó Artolazabal– cuando atendíamos a 18.000 usuarios con el objetivo de llegar al año 2.020 con 30.000 usuarios. Estamos a punto de doblar aquellas optimistas expectativas”.

 

Un 85% de usuarios de este servicio son mujeres. La consejera puso en valor que “Beti on es una herramienta eficaz y positiva para ayudar a paliar el problema de la soledad no deseada de las personas mayores. Y además es también un instrumento muy útil para apoyar a las personas cuidadoras”.

 

MEJORAS PARA 2020

Artolazabal repasó las mejoras que se pondrá en marcha en la teleasistencia vasca en los próximos meses y ha pedido a sus usuarios que se conviertan en embajadores de ‘Beti on’.

 

La consejera anunció un próximo acuerdo con las asociaciones vascas de familiares de personas con Alzheimer o la edición de una guía de buenas prácticas, así como la puesta en marcha de la tele-tramitación de las nuevas solicitudes y de un amplio plan de digitalización de los dispositivos de alarma instalados en los hogares.

 

Entre las inminentes mejoras, Artolazabal citó también la apertura de un nuevo centro logístico del servicio en Aretxabaleta para atender con más eficacia y rapidez a las localidades del centro de Gipuzkoa.