El libro lo crearon María, Amaia, Carmen y Arantxa, todas ellas residentes en el centro Bermingham, con la ayuda del escritor Iñaki Sainz de Murieta y la ilustradora Sofía Herbón

Redacción 17-02-2020

La semana pasada se presentó en Matia Fundazioa el cuento ‘Miren en Matia’.  Se trata de una obra breve, de 12 páginas, que narra el día a día de las personas mayores que viven en un centro de Matia Fundazioa y comparten sus historias de vida. Al acto acudieron los niños y niñas de Larramendi Ikastetxea.

 

El cuento lo crearon María, Amaia, Carmen y Arantxa, todas ellas residentes en el centro Bermingham de Matia Fundazioa, en el que recrearon la visita de una nieta y su grupo de amigas para dar a conocer a la sociedad cómo ven ellas la vida en el centro.

 

Gracias a la financiación por parte de Kutxa Fundazioa y a donaciones de otras personas MatiaZales, se publicaron 4.000 ejemplares, que se van a distribuir entre las propias personas residentes en Matia Fundazioa, personas y entidades MatiaZaleak y los 25 centros escolares que de forma habitual realizan actividades intergeneracionales con Matia Fundazioa.

 

Los más jóvenes son uno de los principales destinatarios del cuento, una publicación con la que se busca romper estereotipos en torno a las personas mayores y el proceso de envejecimiento, sensibilizar al público en general y a los jóvenes en particular, promover un acercamiento entre generaciones y, por supuesto, mejorar la autoestima de las personas que se han lanzado a llevar a cabo esta iniciativa.

 

COLABORACIÓN CON DOS AUTORES

La autoras contaron con la ayuda del escritor Iñaki Sainz de Murieta y la ilustradora Sofía Herbón a la hora de elaborar este cuento. Sainz de Murieta es un escritor guipuzcoano que trabaja principalmente la ficción para adultos, tanto en novelas como en relatos cortos. Especialmente relevantes resultan sus últimas publicaciones, que componen la colección ‘Las aventuras de Kanide’, destinadas al público infantil-juvenil.

 

Por su parte, Herbón es una artista e ilustradora de origen uruguayo, que reside en Donostia desde 2017. Para la ilustradora es muy importante la experimentación con los materiales, como otras formas creativas de expresión, intentando dar importancia a la singularidad que cada ser tiene.